MENU Etiquetas

7 abr. 2012

Salty peace

S.E.A.

Ayer pasé la tarde con unas amigas, y estuvimos caminando por toda la playa, tanto que llegamos a unas playas que no conocíamos. Unas playas privadas preciosas.
Y cómo no, hicimos un poco el tonto, nos tiramos por ahí con un cochecito de juguete. Os dejo algunas fotos. 

No me mojé, llevaba calcetines, y no quería ensuciarlos. Caminamos de puerto a puerto, durante toda la tarde, viendo ponerse el sol. 


Éste es uno de mis poemas favoritos, y habla del mar.

Se querían de día, playa que va creciendo,
ondas que por los pies acarician los muslos,
cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.

Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
mar altísimo y joven, intimidad extensa,
soledad de lo vivo, horizontes remotos
ligados como cuerpos en soledad cantando.

Amando. Se querían como la luna lúcida,
como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,
donde los peces rojos van y vienen sin música.

Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,
ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
metal, música, labio, silencio, vegetal,
mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.
(Vicente Aleixandre)










No hay comentarios: